El daño de las escuelas taurinas, ¿dónde queda el que aprende solo?

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. José Luis de los Reyes dice:

    Las Escuelas taurinas se remontan al siglo XVIII , las más afamadas las de Ronda y Sevilla ( con Pedro Romero y Pepe-Hilo ). Desde ahí y hasta la actualidad fueron numerosas las que hubo siendo ya las más recientes en el pasado siglo la de Saleri II en Vistalegre o la de Molinero en Zamora. Martin Arranz es heredero de ese concepto y recoge el testigo de quienes le precedieron creando ,junto con otros profesionales, la escuela taurina de Madrid y la cooperativa nacional taurina ( CONADETO ) Bien es cierto que esta de Madrid es la que más y mejores profesionales ha formado, al menos en las últimas épocas.

  2. Jaime dice:

    Amargura y tristeza es la tuya, al dudar de las escuelas taurinas. Cuantos chavales aprenden, no sólo a torear, sino, también a tener educación taurina, compañerismo y sobre todo lo más importante, a estudiar en sus respectivos centros educativos, como premio es ir a la escuela taurina. Por tu ignorancia a las escuelas, las hay más sin subvención y profesores desntiresados económicamente que de lo que dices. Infórmate por favor hantes de dudar a las escuelas taurinas, que tan buena labor hace y no el daño como quiere insinuar. Por cierto, Le recomiendo una escuela de escritores, donde le van a enseñar y a estimular positivamente.

    • Jaime dice:

      Buenos días. Le recomiendo a usted que siga su labor en la suya tranquilamente y me vaya indicando cómo llegar a la escuela de escritores “hantes” cómo usted pone. Saludos

      • Jaime dice:

        Buenos días, no tengo encontrá nada de usted, pero desde luego que el articulo suyo, es desacertado e inoportuno. Hoy en día, todo lo que sea escuela, enseñanza, educación, no sólo en los toros, en el deporte etc.. Es más positivo que negativo. Haver si ahora las escuelas, tanto taurina, como deportivas, culturales perjudica a los alumnos. Espero y deseo lo recapacite, haaaa y los profesores, unos masy otros menos…. Pero enseñan… Un saludo tocayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *